Coches baratos, low cost , ¿como son? ¿merecen la pena?

 
jaicar.com

concesionarioLos coches de bajo coste o "low cost" como está de moda llamarlos a imitación de otros productos o servicios, están teniendo un imprevisto éxito de ventas en algunos países de Europa. Son la evolución de un concepto de coches baratos que algunos fabricantes idearon en los años 80 para comercializarlos en países que ahora llamamos emergentes y antes se llamaban del tercer mundo, subdesarrollados, telón de acero, etc.

Eran países con pocos coches, pocas y malas carreteras y buenas perspectivas de desarrollo pero poco poder adquisitivo y los coches europeos y japoneses eran caros para una venta masiva. Entonces algunos fabricantes vieron la fórmula de comprar marcas o fábricas locales en esos países, aprovechar la mano de obra muy barata y adaptar o desarrollar nuevos modelos a partir de componentes o modelos ya amortizados en Europa, crear coches adaptados a las carreteras, gustos, modelos sociales y sobre todo precio accesible a esos mercados.

Pero la evolución de estos países no fué tan buena como estaba previsto y las ventas no cumplieron las expectativas de los fabricantes y se empezaron a vender en algunos países de Europa destinados a un público minoritario ( zonas rurales, clientes de coches de ocasión, etc).

Inicialmente tuvieron algún éxito en zonas rurales y como imagen de coches antisistema en algunos ambientes, pero con la crisis los fabricantes han descubierto un filón y están teniendo un éxito imprevisto. Los fabricantes han visto que la polarización de la sociedad está favoreciendo el auge de los coches low cost en detrimento de las gamas medias de los fabricantes generalistas.

Los llamados coches "low cost" son coches fabricados con tecnologías ya amortizadas, generalmente derivan de plataformas que ya han dejado de fabricarse, incluso aprovechan las cadenas de fabricación y maquinaria ya utilizadas, mano de obra y materiales muy baratos y costes de desarrollo y distribución muy reducidos, fabricados en países con mano de obra barata y ayudas estatales a la implantación de empresas, se consiguen así unos coches de una buena apariencia a precios muy contenidos.

Son coches de un tamaño y funcionalidad imbatibles en su precio, con equipamientos acordes a unos mínimos europeos (aire acondicionado, dirección asistida, elevalunas eléctricos, radio MP3, etc son generales) Tienen un acabado más o menos aparente y como las mecánicas ya están muy probadas son fiables aunque lo serían más si usarían buenos materiales. Los consumos son bastante bajos más por motores de poca cilindrada y su poco peso que por rendimiento energético, y cumplen con todas las normas de emisiones medioambientales y mínimos de seguridad porque si no las leyes europeas no permitirían su comercialización.

Tienen una mayor facilidad para repararlos que los modelos más actuales por tener una tecnología más conocida y menos compleja y ser elementos más conocidos.

Pero la principal diferencia está en lo que no se vé y algunas veces puede hacer falta, la seguridad.

Vamos tranquilamente con nuestro coche "low cost" y surge un imprevisto o tenemos un error, nuestro coche está unido al suelo por unos neumáticos de una marca desconocida o gama baja y más pensados para durar y ser cómodos que para agarrar, las ruedas están guiadas por unas suspensiones de otra época diseñadas pensando más en la economía de fabricación y la robusted en malas carreteras que en la estabilidad.

crash rest low costSi la emergencia necesita de los frenos actuaremos sobre un sistema de frenado antiguo menos eficaz de lo deseable, nuestro ABS, que lo tiene que llevar porque lo impone la ley es sencillo y no hay controles de estabilidad, tracción ni ningún dispositivo adicional.

No hemos podido solventar el problema y tenemos un accidente nuestro coche que no tiene más que 3 estrellas en las pruebas de choque Euroncap quedará bastante dañado y protegiéndonos mucho menos que uno que tenga 5 estrellas Euroncap y nos hubiera costado 1000€ más aunque sea más pequeño y menos aparente. Sólo tenemos 2 airbag sencillos muy alejados de los 8 (laterales, cortina, etc) que tienen los coches sencillos modernos.familia en moto

Llevamos el coche al taller confiados en nuestro seguro a todo riesgo pero como el golpe sea un poco fuerte va a superar fácilmente el valor venal que es bajo proporcionalmente al precio de nuevo dándono una nueva sorpresa.

 

Los coches "low cost" son una buena opción en algunos casos pero hay que conocer sus características y está claro que no se pueden comprar duros a cuatro pesetas. ¿Puede ser seguro un coche indú de 1800 € como quiere fabricarlo Tata? Pues en la India donde vá una familia de 6 miembros en una motocicleta jugándose la vida , sí, también puede ser mejor que un viejo coche comprado de segunda mano, pero en el mundo occidental donde hemos desarrollado coches seguros a precios competitivos es una involución que debe ser tenida en cuenta por los compradores.